Relajación

Ya están a la vuelta de la esquina los exámenes oficiales de Cambridge.

Un gran número de candidatos se van a presentar este año a los diferentes niveles que la academia prepara, desde Young Learners hasta Proficency.

Se va acercando la hora y ya se respiran los nervios entre los pasillos de la academia. Por eso estamos preparados para daros algunos consejos para poder deshacerse de ese molesto nudo en el estómago.

  1. La importancia de ser positivo. Es esencial creer en nosotros mismos y ver con nuestros propios ojos hasta donde hemos llegado y que esto ha sido gracias a nuestro esfuerzo y constancia.
  2. Relajación. Puede ser de gran ayuda tomar una gran bocanada de aire cada vez que nos sintamos nerviosos. Cargar todo nuestro interior de oxigeno nuevo y seguramente nos va a refrescar las ideas.
  3. Desconectar. Cuando nos sentimos bajo presión es bueno también aprender a desatar nuestros pensamientos de ese objetivo que tanto queremos conseguir. Practicar en algún tipo de deporte o relacionarse con nuestro entorno también puede ayudarnos a liberar tensiones.
  4. Cuidarse. No hay que dejar de lado nuestro cuerpo así que intenta descansar y comer bien, para poder ir a hacer tu examen con las pilas bien cargadas.
  5. ¿Y después? Pensar en todo lo que podemos hacer después del examen será el empujón positivo del día anterior. Ahora que ya nos hemos examinado toca relajarse y disfrutar del merecido reposo.

 

Nada de esto suena demasiado complicado y lo será aún menos cuando llegue el momento de ponerlo en práctica, sólo recuerda que todo es posible y si en algún momento lo dudas, bueno sólo cuenta 1-2-3 y respira.