Y así otro verano que dejamos a nuestras espaldas. Ya han pasado las siete semanas de campamento y estamos a pocos días de terminar. En solo dos días tendremos que decir adiós a todos los participantes y a nuestros nuevos amigos, bueno esperemos que ese adiós sea un hasta luego.

Esta última semana ha sido una mezcla de emociones.

Diversión, alegría, tristeza y nervios. No han faltado actividades de todos tipos y todos lo hemos pasado en grande. Hemos combatido el calor con chapuzones en la piscina y nos hemos refugiado del sol haciendo manualidades a la sombra. Cada semana hemos tenido una gran variedad de experiencias que han llenado nuestro corazón de lo que serán buenos recuerdos.

Además, también hemos cerrado nuestro campamento de fútbol, que también se despide hasta el año que viene.

Eso, hasta el año que viene.

Siempre decimos lo mismo, que nos vemos el año que viene y que doce meses pasan super rápido pero ya llevamos años de experiencia y de verdad que el tiempo pasa volando.

Si debemos hacer un balance de este verano nos quedamos con todo lo que hemos luchado para poder tener un respiro de «normalidad» y poder volver a ver a nuestros amigos, los de siempre y los nuevos. Cuando seamos grandes recordaremos con cariño estos veranos bajo los árboles jugando a las cartas, nuestros padres guardarán todas las manualidades que hicimos aquél verano y no olvidaremos a las carcajadas sin razón jugando al balón. Pero eso sí que queda lejos, así que nos quedamos con los pies en la tierra reviviendo esos momentos viendo las fotos PINCHANDO AQUÍ.

Te recordamos que nuestros centros no cierran sus puertas, ya estamos confeccionando los nuevos horarios del curso 2021/2022 y aunque sea con jersey y abrigo esperamos verte en nuestras aulas. Estaremos encantados de ayudarte en todos tus estudios de idiomas, así como la preparación de las titulaciones de Cambridge que cada vez son más importantes para nuestro futuro.

Llámanos y estaremos encantados de atenderte y asesorarte.

Lo dicho, que el veranos que viene estará aquí en un abrir y cerrar de ojos, hasta entonces, ¡gracias!