Este título tan preciado es el mínimo que se exige según el marco de las lenguas europeas. El B1, también conocido como PRELIMINARY ENGLISH, es, por ahora, el más codiciado. Enfrentarse a él es cada vez más frecuente y demandado, pero ¿sabes lo que debes saber? Te contamos cuatro secretos para estudiar y preparártelo sobre seguro.

Paraphrasing

Lo que significa parafrasear, o lo que significa decir lo mismo usando palabras diferentes. Esto es esecial a la hora de responder cualquier pregunta. Nunca encontrarás la misma palabra en la pregunta y en la respuesta correcta, pues una de las principales destrezas de un alumno de B1 es saber evitar las repeticiones. Hay que esquivar lo que se conoce como «word-spotting» o lo que viene a ser encontrar la palabra. No te centres en una en concreto sino en todo el conjunto y en su significado.

Synonyms

Como te hemos comentado arriba, es importante no repetirse ni buscar repeticiones. Un buen ejercicio que puedes hacer para enriquecer tu léxico es cuando veas una palabra muy común como «happy» por ejemplo, recites sus sinónimos «cheerful» «delighted» «in a good mood». Esto te ayudará a ganar vocablos que podrás tanto usar como leer en el texto.

Explanation

Nunca, y repetimos nunca, des nada por hecho. En una lectura si la información no está no la des por sobreentendida. En una carta debes explicar todo lo que escribes y justificarlo. En tus discursos debes razonar tus respuestas y nunca dejar nada a medias. Qué no te de miedo contar tu versión y tu opinión, siempre que te quedes dentro de los límites permitidos.

Focus

Parece algo demasiado lógico, pero es así. Los nervios a veces son difíciles de dominar, pero tienes tiempo para adiestrarlos. Céntrate en lo que lees y en lo que oyes y no dejes que los pensamientos negativos te inunden. Tus pensamientos positivos son más fuertes y debes demostrártelo.

Recuerda compartir tus dudas y tus inseguridades con tus compañeros y tu profesor/a, seguro que ellos tienen algún consejo muy útil que puedas usar.