Cuando viajamos nos encontramos en situaciones que a veces se nos escapan de nuestros conocimientos. Si nuestro nivel de inglés es básico, a medias nos podemos defender en un restaurante o en una cafetería para pedir. En las tiendas si nos hace falta ayuda chapurreamos lo que nuestro cerebro recuerda «de cuando estábamos en el colegio», llegando incluso a hacer uso de nuestro idioma nativo pero en una tonalidad extremadamente alta. Porqué será que las personas creemos que nos hacemos entender en todos los idiomas si gritamos…

Pero en situaciones serias, cuando nos encontramos indispuestos y necesitamos comunicarnos con el médico o en una farmacia, nos podemos atascar un poco. Por eso te damos una pequeña lista de vocabulario que podría salvarte de una situación un poco incómoda.

Si lo que notamos es un resfriado pediremos medicamentos diciendo «I have a cold» o «I’ve got the flu» si es una gripe con fiebre. Cuidado a no decir «I am constipated» porque lejos de lo que parece, no es estar constipado, sino estar con dificultades para ir al baño.

Si tenemos un dolor de estómago diremos «I have a stomachache», o «I feel pain in my stomach», que puede estar seguido de una descripción de los síntomas como «I feel sick» o «I have nausea» si tenemos fatigas.

Otra cosa muy común es el dolor de cabeza «I have a headache» o si notamos el cuerpo dolorido o cansado podemos decir «I need a painkiller» así estaríamos pidiendo un analgésico.

Si nos encontramos en un barco o vamos a hacer una excursión en uno, hay que asegurarse de tener «seasickness pills» por si nos sentimos mareados debido al movimiento del mar «I feel seasick».

Con estos ejemplos seguro que serás capaz de defenderte ante cualquier situación. Así ya no tendrás que echar manos a tu baúl de los recuerdos para quitar el polvo al inglés de la infancia.

Esperamos haberos sido de ayuda. ¡No dejes de leernos!