El final de nuestro querido Summer Camp ha llegado. Han sido seis semanas muy intensas de trabajo y diversión, emociones y aventuras, pero ahora toca cerrar este libro y no abrirlo hasta el año que viene.

Cada año se nos queda un sabor un poco agridulce cuando se termina, el suspiro del cansancio que ya pesa sobre nuestro profesores se mezcla con la tristeza de las despedidas. El abrazo o el adiós que nos separan por doce meses de nuestros pequeños y grandes «summer campers».

Esta sexta semana ha estado llena de actividades como siempre. Hemos hecho carreras de relevos en la piscina entre otros divertidos deportes. Hemos hecho muchas manualidades como por ejemplo «slime» o unos prismáticos para descubrir nuevos horizontes de la manos de nuestras abejas.

El viernes fue un poco más especial de lo normal. Por la mañana nos sentíamos un poco melancólicos así que cada clase hizo unos pósters preciosos donde todos podían contar lo que más iban a echar de menos o lo que más les había gustado de nuestro campamento. Los retratos de los profesores en su estado puro, los pequeños jugando o frases preciosas, son algunos ejemplos de la gran imaginación de estos grandes aventureros.

Cuando todo se acaba y guardamos el material hasta el año que viene cerramos la puerta de nuestro corazón hasta el año que viene, pues en cada caja hay millones de recuerdos y risas. El cierre de esta etapa no podía perderse la tradición de cada año de la cena de cierre, así que todo el equipo nos reunimos para despedirnos.

Así que queridos «summer campers» nos despedimos de todos hasta verano 2020, cuando volveremos llenos de energía y nuevas ideas. ¡Os dejamos echarnos de menos así volveréis con más ganas! Recuerda que si te entra un poco la melancolía, puedes ver todas las fotos siempre que quieras PINCHANDO AQUÍ.

Nosotros nos vamos preparando para el curso que ya mismo empieza. No dejes de leernos. Feliz veranos, y feliz cuenta atrás para Summer Camp 2020.