Los comparativos son una parte bastante importante de la gramática. La tendencia de traducir nos empuja muchas veces a hacer una traducción errónea de los mismos, por lo que vamos a echarte una mano.

Hay cuatro grupos de adjetivos comparativos que se dividen así:

1. Comparativos cortos

Este grupo son los adjetivos formados por una sílaba como por ejemplo short, long, big, fat o slim. Para formar el comparativo añadiremos la terminación «-er than» al adjetivo.

Por ejemplo: My sister is shorter than me.

2. Comparativos que terminan en -y

Aquí consideramos adjetivos de dos sílabas con -y al final. Easy, healthy o happy serían algunos. Para hacer el comparativo de estos también añadimos «-er than» teniendo en cuenta que la «-y» pasa a «-i»

Por ejemplo: Salads are healthier than burgers.

3. Comparativos largos

Estos son adjetivos de más de dos sílabas como intelligent, expensive o beautiful. Estos tienen una forma diferente, pues no se cambian, solo se añade el «more» por delante de ellos.

Por ejemplo: Gold is more expensive than silver.

4. Comparativos irregulares

Estos adjetivos no siguen ninguna regla, para así evitar cacofonía o sea ser, un efecto acústico de la palabra desagradable o forzado. Los más comunes son:

  • Good, que pasa a ser better than. Por ejemplo: She is better at playing basketball than me.
  • Bad, que se convierte en worse than. Por ejemplo: Milk chocolate is worse than dark chocolate for your health.
  • Far, con comparativo further than. Por ejemplo: My house is further from school than yours.

Es cierto que esto sólo es una básica introducción a este punto gramatical, por eso te invitamos a seguir leyendo nuestros post. Otro día os contamos el siguiente grupo de comparativos como por ejemplo expresar igualdad o expresar inferioridad.

Sigue leyéndonos y no te lo pierdas.