Finalmente abrimos las puertas de nuestros centros para dar la bienvenida a todos nuestros alumnos. Los pasillos de las academias se llenan de ruido y de color y no podríamos estar más felices.

El lunes 17 de septiembre dimos el pistoletazo de salida al nuevo curso 2018/19. Por fin todos los preparativos han dado sus frutos. Ha sido una semana llena de nervios y grandes emociones y nadie ha podido contener la alegría. Hemos dicho «Hola» por primera vez a muchos nuevos alumnos que han decidido venir a aprender y a pasarlo genial con nosotros y hemos abrazados a antiguos estudiantes que venían locos de contentos e impacientes por contar sus aventuras de verano.

Para los profesores en nuestros centros la primera semana ha estado también llena de emociones. El deseado reencuentro con sus niños y no tan niños trae de vuelta ese placentero aroma a vida. Eso es, porque las clases están llenas de vida cuando un grupo de estudiantes se sienta dispuesto a aprender. Esto hace que el profesor quiera darlo todo en clase. Y así funciona el III, damos tanto a nuestros alumnos que siempre, siempre recibimos. Un esfuerzo mutuo por parte de profesores y alumnos que crea un ambiente que más que una escuela de idiomas es una gran familia.

La atención personalizada a cada uno de los alumnos que visita nuestros centros hace que el aprendizaje sea más fácil gracias al seguimiento individual por parte del profesor. No podrían estar en mejores manos.

La alegría que se vive en las clases se contagia a nuestra recepción donde son muchos padres que están felices de reencontrarse con nuestro equipo. Se sientan a hablar con nuestras secretarias que no escatiman en detalles para que todos se sientan como en casa. Aquí todos somos uno más y todos contamos por igual.

Hemos dado la bienvenida a los más pequeños que se incorporan por primera vez. Ver sus caritas tan nerviosas entrando en clase no tiene precio.
Pronto ellos también se sentirán como en casa. Todo pasa tan rápido que no tardaremos en ver a estos pequeños benjamines producir sus primeras palabras en inglés.

Ha sido un comienzo de curso lleno de emociones y podemos decir que todo ha salido a la perfección. Todo, como siempre, gracias a nuestro gran equipo que trabaja codo con codo para conseguir la sonrisa de todos.

Realmente es el final de la clase el que delata la satisfacción de nuestros alumnos cuando después de una hora de lección te dicen:» Teacher, ¿¿¡¡ya se ha acabado la clase!!??»

Ven a vivir la experiencia III. Te esperamos.