Ya ha llegado un nuevo año y con el millones de nuevas ideas y proyectos listos para ser realizados. Siempre nos proponemos cambiar algunas cosas en nuestra vida cada vez que despedimos un año. Ahorrar más, dedicar más tiempo a mi familia, comenzar un deporte nuevo o aprender un idioma. La intención está pero es la práctica lo que a veces nos cuesta un poco. Así que te dejamos algunos trucos para que puedas finalmente cumplir tus nuevos objetivos.

1. Compartir. Contar nuestros pensamientos e ideas ayuda y no sabes cuánto. El simple hecho de estar comentando con alguien tus proyectos hace que te visualices cada vez más haciéndolos. A parte de eso puedes encontrar que otras personas tienen los mismos propósitos que tú así que pueden ser un gran apoyo.

2. Planear. Intenta tener un esquema mental de cómo lo vas a hacer. Si por ejemplo quieres pasar más tiempo con tu familia, intenta organizarte los días para poder hacerlo. No esperes que la improvisación te ayude porque es algo nuevo que tu mente tiene que procesar.

3. Crear una rutina. El cuerpo tarda aproximadamente unos 21 días para que se adapte a una nueva rutina, así que cuanto antes empieces mejor. Si decides empezar un nuevo deporte, por ejemplo, no esperes al lunes, empieza ya.

4. Infórmate. Muchas veces somos un poco exigentes con nosotros mismos. Más que eso hay que ser realistas. Ver del tiempo que disponemos, analizar nuestras capacidades y posibilidades y adaptar nuestros propósitos a nuestra vida y no al revés. Mira bien e infórmate sobre lo que quieres comenzar a hacer y si es necesario busca ayuda.

5. Constancia. Esta última va de la mano de la fuerza de voluntad. Hay que creer en nosotros y sobretodo no tirar la toalla a mitad camino. Hay que poder demostrarse que se puede con todo siempre que haya un trabajo detrás. Y si alguna vez flaqueas, habla con las personas que saben de tus propósitos que seguro que te darán un pequeño empujón.

Mucha suerte con vuestros propósitos de año nuevo y ¡feliz 2019!