En el ‘language tips’ de esta semana os vamos a explicar las diferencias entre los dos tiempos verbales del futuro más comunes en inglés, WILL y TO BE GOING TO.

Como bien hemos dicho, ambos tiempos verbales se refieren a acciones que pasarán en un futuro. No importa si el futuro es más o menos cercano. Lo que marca la diferencia entre estos dos verbos es la certeza de la acción. Veámoslo.

WILL se usa en tres escenarios diferentes:

  1.  cuando la acción del futuro es incierta, es decir cuando no estamos seguros al 100% de que vaya a ocurrir, por ejemplo: «I will visit China one day«.
  2.  decisiones tomadas en este instante, sin haber sido programadas, por ejemplo te encuentras a una persona mayor con muchas bolsas en la calle y decides ayudarla pues usarías will: «I’ll help you with those bags«.
  3.  cuando hacemos predicciones futuras pero intentamos adivinar qué pasará, pues no hay ninguna certeza de ello: «I think she will come to the party, but I am not sure«.

Cuando queremos usar el will, como bien vemos en los ejemplos, el verbo que le sigue lo pondremos en infinitivo, y no hay diferencia de sujeto. Para expresar el negativo usaremos will not. Podemos usar su forma entera, will/will not, o su contracción ‘ll/won’t.

TO BE GOING TO se usa en unos escenarios opuestos a WILL:

  1. cuando la acción del futuro es totalmente cierta, hay una seguridad del 100% de que vaya a ocurrir: «I am going to visit my sister next week«. Para darle mayor certeza a la frase, podemos ayudarnos de expresiones temporales.
  2. planes ya programados en el pasado: «She has decided that she is going to travel around the world next year«.
  3. para predecir acciones futuras que casi con total certeza van a ocurrir. Por ejemplo, si vemos el cielo con muchas nubes negras, podríamos decir: «It looks like it’s going to rain«.

Cuando queremos usar to be going to, lo formaremos conjugando el verbo to be en concordancia con el sujeto y el verbo detrás en infinitivo, como hemos visto en los ejemplos. Para expresar el negativo colocaremos el NOT detrás del verbo to be.

Estos dos verbos no pueden combinarse juntos, ya que expresan una finalidad en el verbo diferente.

Esta pequeña pincelada de gramática ha sido de una forma muy general. Hay que tener en cuenta que existen muchas excepciones. Si estás interesado en conocer más ven a visitarnos y te ayudaremos a encontrar un curso perfecto para tus necesidades.