Ahora que casi estamos a las puertas del comienzo de un nuevo curso, muchos adolescentes y adultos que desean por fin acreditar su nivel de inglés se hacen esta pregunta: ¿es mejor prepararse los exámenes de Cambridge solo o con ayuda de algún centro? Bueno, la respuesta es un poco subjetiva, pero desde nuestra experiencia te explicamos las ventajas y desventajas de hacerlo por tu cuenta.

  1. Organización. Para poder alcanzar tu objetivo lo primero que deberías hacer es ser sincero y admitir tu grado de desastre o perfección a la hora de crear un horario de ejercicios y tareas que seguir. No importa el nivel al que estés aspirando, cualquier examen oficial de Cambridge requiere trabajo y para ello una minuciosa organización de deberes que deberás seguir. Si en cambio acudes a un centro o alguien con experiencia te ayuda, no te sentirás tan perdido, y además tendrás a alguien que vaya revisando ese trabajo diario que has ido haciendo.
  2. Tiempo. Entre el trabajo o los estudios, las actividades deportivas o sociales a las que acudimos, y el tiempo de ocio, no hay mucho tiempo que nos queda para poder aplicarnos al estudio. Podríamos empezar algunos días a «escaparnos» del deber de sentarnos a practicar algunos tests, o escudarnos detrás del cansancio después del gimnasio. Asistiendo a unas clases este tipo de cosas son más difíciles de que te ocurran. Un buen hábito de rutina no será mas que positivo para poder llegar a tu meta.
  3. Técnicas. Es cierto que no hay mejor aprendizaje que la práctica en sí. Y estamos totalmente de acuerdo, pero como todo, estos exámenes también tienen sus tácticas de desarrollo y sus «trucos». Internet es de gran ayuda y siempre tiene palabras de consuelo e información para ayudarte, per a veces no te vendría mal tener a tu lado a alguien que te abra los ojos para que pueda ver los ejercicios más claros.
  4. Ambiente. La tranquilidad de la soledad muchas veces es la mejor compañera de estudios o de trabajo, pero no hay que descartar la posibilidad de estar recorriendo un camino de la mano de otras personas que se encuentran en tu misma situación. Ir compartiendo experiencias, errores o incluso descubrimientos es algo muy positivo que te aconsejamos no perderte. A parte todas las partes de los «speaking» las podrás practicar con alguien, cosa que estando solo te será un poco difícil de hacer.

Esperamos haberte aclarado las ideas, y recuerda que nosotros estamos a punto de empezar, así que no dudes en contactarnos para cualquier duda.