Hemos estado estudiando con los pequeños de la academia la hora. Para ellos todo es un juego, y no hay manera más efectiva de aprender que haciendo de las clases algo ameno y diferente. Así es III, nuestra filosofía de clases, donde el alumno experimenta y se atreve a practicar en un entorno donde todo es posible.

Para poder hacer del aprendizaje de la hora algo fuera de lo habitual, nuestros pequeños han diseñado sus propios relojes de pared con lo que han podido practicar y estudiar en casa. Detrás de los originales diseños, se esconden las ganas de practicar, de poder dar uso a esa nueva herramienta de fabricación propia.

Vamos allá. Imaginamos dividir la circunferencia del reloj en dos mitades. La mitad de la derecha la llamaremos «past» y la mitad de la izquierda la llamaremos «to». Cuando expresamos la hora en inglés, es el minutero el que va por delante y después el horario. Si el minutero se encuentra en la parte derecha, después de los minutos añadimos «past» y si está en la parte derecha añadimos «to» después del número que apunta el minutero. Por ejemplo, si nuestro reloj marca las cinco y veinte en inglés diremos It’s twenty past fiveSi son las siete menos cuarto sería It’s quarter to seven. Y así sucesivamente. Hay una excepción que es las horas en punto. En estos casos se dirá primero la hora y después los minutos que en este caso son «o’ clock» que corresponde a «en punto». Así las seis en punto se diría It’s six o’ clock.

También hay que tener en cuenta que en inglés no se usan los ciclos de 24 horas, sino de 12 horas. Para poder diferenciar las horas se usa AM (que quiere decir Ante Meridiem) que serían las horas que van desde las 00:00 hasta las 12:00, y PM (que quiere decir Post Meridiem) que serían desde las 12:00 hasta las 00:00. O lo que es lo mismo AM son las horas de la madrugada y la mañana y PM son las horas de la tarde y la noche.

También hay que decir que a día de hoy con todos los relojes digitales que nos rodean, la hora también se puede expresar leyendo los números tal y como nos aparecen. Las 11:15 también podrían leerse como It’s eleven fifteen.

No te pierdas nuestros «language tips». Hasta la próxima.